LAS PRIMERAS AVENTURAS DE AURA © 2014

El TELAR CÓSMICO

 
 
 

   Como todas las grandes historias, comienzan bajo la sombra de hechos que envuelven tanto a la guerra como a la ganas de vivir en paz. Aquellos hechos se dieron lugar en Astria, un mundo infinito gobernado sólo por las Estrellas, quienes vivían en sus castillos etéreos difíciles de visualizar para alguien que solo las ve desde muy lejos. Podían adoptar la forma que ellos quisiesen a voluntad. Además se agruparon en Casas que llamaron Constelaciones que pronto encontraron sus respectivas rivalidades, tanto de poder como por el Maná o energía que producían, y los ayudaba a crear sus vastos imperios.

 

Fueron cientos de siglos donde se escribieron historias que algún día van a ser contadas. Pero fue una que hizo que cambiara todo: el Maná de las Estrellas brotaba en sus cuerpos de forma tan potente que perecían al no poder contenerlo. En un acto de unidad, decidieron concentrar todo el Maná restante en un punto de Astria. De inmediato se creó el primer mundo, luego varios y después cientos. Todos conectados por una red de energía pura. Aquella majestuosa creación fue bautizada como Telar Cósmico. Incluso hasta en estos días de oscuridad se sigue expandiendo.

 

Las Estrellas dieron forma a cada uno de ellos, incluso con seres de las más diversas razas: Humanos, Elfos, Dragones, Enanos, Centauros y así podría seguir hasta el fin de mis días.

Es aquí donde comienzan las historias del Telar Cósmico.